+34 687 463 868

Consejos para crear tu empresa en Almería

A la hora de crear una empresa, hay que tener en cuenta una serie de aspectos importantes. Uno de ellos es el de establecer el domicilio social de la misma. Hay una serie de cosas importantes a tener en cuenta antes de fijar este domicilio social que vale la pena recordar.

Las empresas pueden domiciliarse de dos maneras: fiscal y social. En las sociedades mercantiles ambos domicilios tienen implicaciones diferentes. Estos domicilios pueden o no coincidir, dependiendo de las circunstancias del negocio o de los intereses de la empresa.

¿Qué es el domicilio social?

Lo primero que hay que saber es que este domicilio es exclusivo de las empresas y no de los autónomos. Se trata del domicilio que se fija en las escrituras de constitución y, en la mayoría de los casos es el lugar en donde se administra y se dirige la empresa, sin que ello sea el origen o fuente económica de la misma (por ejemplo el origen de la actividad puede ser una fábrica, una explotación agraria o una tienda).

Es muy importante determinar bien el lugar del domicilio social, puesto que sólo puede cambiarse mediante escritura pública, que después hay que enviar al registro mercantil y a la Agencia Tributaria. Lógicamente, re-escriturar una sociedad con una nuevo domicilio social tendrá unos costes de Notaría.

    ¿Qué es el domicilio fiscal?

    Es el lugar que fija la Agencia Tributaria para localización del obligado tributario en sus relaciones con la Administración tributaria y el que determina su adscripción a una oficina tributaria determinada; es decir, el lugar para recibir las notificaciones por parte de la administración. En el caso de las empresas, es normal que el domicilio fiscal coincida con el domicilio social.

    La diferencia entre ambos domicilio es que el domicilio social es de conocimiento público y la dirección fiscal pertenece al ámbito privado.

    Opciones para un domicilio social o fiscal

    En el caso de empresas de pequeño formato, a menudo resulta complicado establecer los domicilios fiscal y social. Esta problemática sucede tanto en Almería como en el resto de España. Así, puede suceder que el empresario no desee que sean los trabajadores los que reciban las comunicaciones, en general de la empresa: facturas, nóminas y otra documentación de la empresa.

    Sí nos puede interesar, por ejemplo, si el centro de trabajo es una tienda, que esta conste en Google Maps o Google My Business para dar a conocer la empresa entre todos los posibles consumidores y nuevos proveedores. Esta presencia es importantísima para todos los negocios.

    Por este motivo, muchas empresas, tanto de Almería, como de todo el ámbito territorial están optando por una nueva opción: domiciliar sus empresas en coworks, que son espacios que aglutinan diferentes empresas y que disponen de un servicio tanto de atención telefónica, como física para el correo y otras comunicaciones, con unos precios muy competitivos y gran ahorro, por ejemplo, en el personal de administración, o en el alquiler.

    Si necesitas domiciliar tu actividad en Almería o si quieres un espacio en el que poder trabajar, programar reuniones con clientes o proveedores  y desarrollar tu actividad, escríbenos.

      “El hombre que deja de hacer publicidad para ahorrar dinero es como el hombre que para el reloj para ahorrar tiempo” (Thomas Jefferson).

      Imad Belak

      Consultor Marketing Digital